Aplazado hasta 2021 el impuesto por las emisiones de CO2 en vehículos

Estudio de inundabilidad de los cursos fluviales de Navata (Alt Empordà)
01/06/2020
Auditorías energéticas obligatorias para grandes empresas en 2020
03/06/2020

Aplazado hasta 2021 el impuesto por las emisiones de CO2 en vehículos

Photo by Alexander Popov on Unsplash

El Gobierno de Cataluña considera que los efectos de la crisis de la Covid-19 hacen necesario, por un lado, aplazar la publicación de los padrones provisionales y definitivos de este tributo, con la información del importe que deberá liquidar cada contribuyente correspondiente a los ejercicios devengados en 2019 y 2020; y, por otro, aplazar los plazos de recaudación y liquidación del impuesto previstos para estos dos años.

El impuesto por las emisiones de CO2 surge de la Ley 16/2017, de 1 de agosto, del cambio climático y fue aprobado en diciembre pasado en el Parlamento. Así, Catalunya pasaba a ser la primera comunidad autónoma del estado en aplicar un impuesto ambiental de esta índole. Tiene como objetivo grabar las emisiones de CO2 de coches, furgonetas y motocicletas, por el efecto invernadero que producen en la atmósfera y su repercusión en el calentamiento global del planeta. El pagarán los propietarios de vehículos y es proporcional a sus emisiones.

Con carácter finalista, el 100% de la recaudación de este tributo -que se estima en más de 150 millones anuales cuando esté plenamente implementado- se destinará a nutrir a partes iguales el Fondo climático (actuaciones ante la emergencia climática en el ámbito de la adaptación y la mitigación, tales como el impulso y la bonificación de la adquisición de vehículos limpios, la mejora del transporte público y la movilidad sostenible, o fomentar las energías renovables y las viviendas energéticamente eficientes) y el Fondo del patrimonio natural y la biodiversidad.